Vivienda nueva, esperanza para las familias rionegreras

Omaira Piedrahita Giraldo, es empleada de un cultivo de flores, madre cabeza de familia tiene dos niñas, vive en el barrio Juan Antonio Murillo de Rionegro, en una pieza de apenas 3 X 3 metros. Dice que lleva mucho tiempo tratando de hacerse a una casita, pero sus recursos no le alcanzan, a pesar de lo cual se postuló hace cuatro años como aspirante a una de las soluciones de vivienda que ofreció la Administración municipal.

Recientemente fue invitada por funcionarios del municipio para que conociera el avance de las obras en la urbanización Senderos de Cimarronas, porque fue seleccionada para ocupar uno de esos apartamentos, pese a lo cual es desconfiada, no cree que sea posible que su sueño se haga realidad, pero allí estaba, con su hija menor de 10 años, escuchando lo que decía el Alcalde de que pronto sería una de las residentes de ese sector, con calles amplias, zonas verdes, un parque para que su niña que apenas está en preescolar juegue.

Como Omaira, Dora Agudelo también estaba allí, vive en la vereda La Laja, en la casa de su mamá, pues no tiene forma de pagar arriendo para vivir independiente con su hijo de 10 años, pero ahora hace parte de los que serán nuevos residentes y dueña de un apartamento. “Estoy seleccionada y estoy feliz, muy contenta, todavía no creo y ahora que nos muestran por fuera estos edificios no se ni qué decir”.

“Esto es una cosa divina, esto va a quedar hermosísimo”, dice doña Dora emocionada, pensando que posiblemente en diciembre le entreguen su apartamento, al mirar el avance de las obras, pero si tiene que esperar más así lo hará, al fin y al cabo lleva cuatro años esperando. “Esto es un regalo de Dios, más o menos voy a quedar pagando 450.000 pesos, con eso ni siquiera he podido conseguir una pieza en Rionegro para vivir con mi hijo”.

Son historias de muchas familias, personas de escasos recursos económicos que nunca pensaron que podrían llegar a ser propietarias de una casa y ahora se aferran a la esperanza de ver un sueño cumplido, gracias –según dicen-, a los programas de la Administración de Rionegro.

Una solución habitacional con dignidad

Es la urbanización Senderos de Cimarronas, que tendrá 540 apartamentos, 180 de los cuales se espera terminar este año y que hace parte de la promesa del Alcalde Rodrigo Hernández Alzate de construir 1.500 soluciones de vivienda nueva. “La mejor forma de decirle a los ciudadanos que el Estado cumple, es mostrándole en qué van las cosas y hoy, a ocho meses de ejecución del proyecto, llevamos más de 80 apartamentos, porque el proceso constructivo es más demorado al principio,  pero ya arrancó.

También podría gustarte
baise dans les bois.basicsfuckidols.com abelia gets a cumload.

secret monii booty twerking to chief keef love sosa.bangla choti jessica lo anal finale.