Contraloría de Rionegro inicia auditorías

Después de cinco meses de haber iniciado operaciones y a pesar de que la primera Contralora municipal de Rionegro fue suspendida como medida cautelar por una demanda de inhabilidad, según conoció La Prensa Oriente, los funcionarios de esa dependencia dedicarán los meses del segundo semestre a realizar auditorías a la administración central y ocho entidades descentralizadas, además de los puntos de control de la Personería y el Concejo municipal.

Suspendida la Contralora titular Sandra Landinez, fue encargado del cargo el Secretario General Ferney Cardona Echeverri, quien expresó que “Inicialmente lo que pretendemos es estabilizar de una u otra manera la institución, desde la parte administrativa, desde los aspectos de vigilancia y control fiscal y desde todo lo concerniente a la recepción que hicimos de parte de la Contraloría General de Antioquia, de la documentación sobre los procesos de responsabilidad fiscal, los procesos administrativos sancionatorios, las denuncias, los procesos de cobro coactivo y el resultado de las auditorías de la vigencia anterior y de años atrás”.

Indicó el Contralor encargado que después de revisar toda la información, iniciaron la estructuración del Plan Estratégico para desarrollar el Plan de Vigilancia y Control Fiscal territorial para poder iniciar todo lo que corresponde al Control Fiscal de la Administración de Rionegro y de sus entes descentralizados, Empresas de servicios del Estado, empresas de economía mixta, empresas industriales y comerciales.

Además del control fiscal a la Administración municipal, son sujetos de vigilancia por parte de la Contraloría municipal las empresas descentralizadas que son la ESE Hospital San Juan de Dios, Incarosa, RíoAseo, el Imer, la Empresa de Seguridad del Oriente, Edeso y Somos Movilidad, lo mismo que la recién creada Nutriceres y como puntos de control están definidos el Concejo y la Personería municipal.

Cardona Echeverri dijo que es importante aclarar que a la Contraloría municipal le corresponde ejercer el control fiscal posterior, pues el control fiscal preventivo y concomitante (permanente), le corresponde a la Contraloría General de la República. De manera que en este segundo semestre del año, se realizarán las 10 auditorías a estos sujetos y puntos de control, con el propósito de terminar un período con todos los sujetos y puntos auditados y avanzar con procesos de certificación ante la Auditoría General de la República.

Procesos pendientes

El Contralor encargado de Rionegro informó que “De la Contraloría General de Antioquia recibimos alrededor de 60 procesos, entre denuncias, auditorías, procesos de responsabilidad fiscal, procesos administrativos y sancionatorios y de cobro coactivo y después de revisar la información, hicimos unas observaciones y unas peticiones a la Contraloría General de Antioquia, en los casos en los cuales no había claridad o faltaba información y hechas las aclaraciones, notificamos a las personas con procesos pendientes que ya los expedientes no estaban en la Contraloría General de Antioquia, sino en la Contraloría municipal de Rionegro y ya se han adelantado audiencias al interior de esta Contraloría para que las personas involucradas en los diferentes procesos sigan el trámite en Rionegro”.

Anunció el funcionario que dentro del Plan de Vigilancia y Control Fiscal, están las auditorias que se realizarán este semestre a los sujetos y puntos de control a cargo de la Contraloría municipal de Rionegro, las cuales se planean, se ejecutan y se presenta el respectivo informe. Las auditorías comenzaron con la Personería y el Concejo municipal y posteriormente continuarán con las demás dependencias.

Para el final de año, la Contraloría municipal de Rionegro debe presentar resultados sobre los procesos en trámite que recibió de la Contraloría General de Antioquia y sobre el resultado de las auditorías que se realicen en las distintas dependencias y empresas del estado del orden municipal, informando sobre los hallazgos que se hayan detectado en cada caso y de acuerdo al tipo de hallazgos, si es penal, si es administrativo, si es fiscal o disciplinario, se le da traslado a la entidad que corresponda, salvo los hallazgos fiscales que tramita la Contraloría municipal. “Cada que termina una auditoria, se presentan los hallazgos y de ahí se derivan los diferentes procesos de responsabilidad fiscal o disciplinaria sancionatoria, explicó Cardona Echeverri”.

Añadió que “Cuando hay hallazgos sobre detrimento patrimonial, nuestra función es velar por la recuperación de los recursos de la dependencia o entidad afectada y dar traslado a la fiscalía para los fines penales a que haya lugar”.

Finalmente, según informó la Entidad para el cumplimiento de su misión, la Contraloría municipal de Rionegro dispone de una planta de cargos establecida por Acuerdo municipal, donde hay 16 cargos, de los cuales siete son del orden directivo y el resto de la parte administrativa y misional, además de otras 15 personas que se vincularán por contrato para diferentes actividades.

También podría gustarte