En un 35% va proyecto para reducir olores en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de La Ceja

-El proyecto sería entregado en febrero del 2022.

-El costo de la tercera fase de la PTAR es de $3.289 millones.

-El proyecto es cofinanciado entre EEPP de La Ceja y Cornare.

En la mañana del pasado jueves 22 de julio, Empresas Públicas de La Ceja socializó con la comunidad el avance de la tercera fase de optimización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR, proyecto que ha avanzado en un 35% y que pretende mitigar los olores, además de devolver el agua más limpia a las fuentes hídricas.

De la mano de EEPP de La Ceja, el alcalde Nelson Carmona Lopera, y el Concejo municipal, la comunidad conoció el avance de las obras de la tercera y última fase de la PTAR, que serían entregadas en febrero del 2022. La inversión es de $3.289 millones, de los cuales $1.736 millones son aportados por Cornare y $1.553 millones por Empresas Públicas de La Ceja.

El proyecto consiste en la instalación de equipos especializados traídos desde Alemania para separar los residuos sólidos y los sedimentos, con el fin de que estos queden retenidos y no pasen a las lagunas de oxidación, permitiendo así un mejor proceso biológico con la mitigación de los impactos ambientales y la reducción de los malos olores.

El gerente de Empresas Públicas de La Ceja, Sebastián Arboleda, explicó que “estamos terminando de legalizar los equipos importados desde Alemania. El objetivo de hoy era que la comunidad entienda el funcionamiento de la PTAR. Estamos visualizando una planta de tratamiento cada vez más novedosa para devolver el agua a la fuente hídrica con menores residuos”.

En el sitio de obras estuvieron varios veedores ciudadanos, quienes destacaron la importancia de este proyecto para proteger la salud de las familias y para proteger las fuentes hídricas en el ciclo final del agua suministrada. Los líderes sociales destacaron el buen avance de las obras que harán que el municipio siga siendo pionero nacional en la prestación de servicios públicos.

También podría gustarte