Escuela de Trovadores de Rionegro obtiene primeros triunfos

En tan solo ocho meses de creación, la Escuela de Trovadores de Rionegro obtiene sus primeros triunfos, con la coronación de Jerónimo Aristizábal, “El Cóndor de Oriente”, como Rey del Festival Nacional de la Trova, categoría infantil, y como Virrey a Maximiliano Vargas Betancur, «Maxi», durante la celebración de la Feria de las Flores en la ciudad de Medellín.

Edwin Alexis Alzate Giraldo, conocido en el mundo de los trovadores como “Neruda”, es el docente del repentismo y verso improvisado de la Escuela de Trovadores de Rionegro, en la cual se capacitan Jerónimo Aristizábal, niño de 11 años de edad, estudiante en el Colegio Corazonistas y residente en la vereda La Laja, conocido como El Cóndor del Oriente y que ganó el reinado nacional. El niño viene en un proceso de capacitación en la Trova desde hace tres años, ya había participado en varios festivales pero solo había llegado a una final en el Festival Nacional de la Trova del año anterior.

Maximiliano Vargas Betancur, conocido como Maxi entre los trovadores, es un niño de 10 años de El Carmen de Viboral, quien estudia en la Escuela de Rionegro, fue declarado como Virrey nacional en el Festival de la ciudad de Medellín.

La escuela del repentismo

Neruda contó que la Escuela de Trovadores de Rionegro es un proyecto impulsado por la administración municipal, a través de la Subsecretaría de Cultura, buscando que los trovadores que hay en el Oriente antioqueño tengan una sede regional en este municipio, en donde puedan formarse como artistas.

Además, hay un proceso de descentralización en donde el docente se desplaza a barrios y veredas y se enseña la trova a niños, jóvenes y adultos y los jueves se reúnen en el auditorio Ricardo Rendón del Palacio de la Cultura para hacer versos e improvisaciones en este lugar. “Antes nos preguntábamos si el trovador nacía o se hacía, ahora sabemos que el trovador se hace en las escuelas de trova, simplemente, es llegar y mostrar que le gusta la rima y la improvisación, pues generalmente las personas que escuchan trovar sienten una atracción por esa capacidad literaria oral, que se enmarca dentro del patrimonio artístico, social y cultural que tiene la nación, como es el repentismo. Esta tradición oral es una expresión muy llamativa para niños, jóvenes y adultos, ya que después de escucharla se terminan enamorando de ella. La trova es una de las pocas expresiones artísticas que tiene amantes de todas las edades, lo cual posibilita que muchas personas quieran acceder al conocimiento de la enseñanza de la teoría del repentismo”, sostiene Neruda.

La Escuela de Trovadores tiene tres niveles, no por edades sino por conocimientos. En el nivel uno se enseña la teoría básica de la trova, no importa la edad. Es una metodología gramatical donde se le enseña qué es una rima asonante y qué es una rima consonante, métrica de los versos y figuras literarias como la metáfora y el diptongo que son básicos, entre otras figuras. “Nosotros los trovadores debemos manejar muy bien el léxico, porque hay palabras que son muy precisas en los diferentes espacios y por eso es que la lectura es el elemento principal de los trovadores”, explica Edwin Alexis Alzate.

En la Escuela de Trovadores de Rionegro hay actualmente 30 personas en proceso de capacitación y es financiada completamente con recursos de la Administración municipal, no hay que pagar nada, pues al docente lo contrata el municipio. Los interesados pueden solicitar información en la oficina de la Subsecretaría de Cultura, Patrimonio y Empresas Creativas.

Edwin Alexis Alzate Giraldo, “Neruda”, encargado de la escuela, es un trovador que ha ganado diferentes festivales, como el Festival Metropolitano de la Trova; ha ganado en festivales realizados en diferentes municipios como El Peñol, San Luis, San Francisco, Cocorná y ha tenido la oportunidad de representar a Colombia en países como Chile, Cuba y Méjico y ha enseñado el arte de la improvisación en diferentes regiones del país como los Llanos Orientales, el Caribe y el Eje Cafetero. Es estudiante de último semestre de Derecho en la Universidad Católica de Oriente.

Como instructor en escuelas de varios municipios del Oriente, alumnos de Neruda han ganado siete veces el Festival Nacional de la Trova ciudad de Medellín.

Luego del contundente triunfo del Cóndor de Oriente y de Maxi, quienes se coronaron como Rey y Virrey del Festival Nacional de la Trova Ciudad de Medellín, categoría infantil, el alcalde Rodrigo Hernández se reunió con los dos repentistas y les agradeció por darle por primera vez estos dos triunfos a Rionegro.

También podría gustarte