Jaque a recicladores organizados en la región

Solo era que el componente de aprovechamiento fuera reconocido por la Corte Constitucional (Auto 275 de 2011) y lo refrendara el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio (decreto 596 de 2016) para que actores privados que no conocen de solidaridad y asociatividad se interesaran por el material reciclable.

Al unísono las organizaciones de recicladores de oficio de El Carmen de Viboral, de Rionegro y El Santuario especialmente, alzaron su voz para contarle a sus comunidades que se les estaba usurpando lo único que tenían: el vidrio, el cartón, el plástico que para muchos es solo basura.

Coincide el despojo a esta población en su mayoría adultos mayores, madres cabeza de familia, hombres y mujeres de estratos socioeconómicos bajos, con la llegada de empresas privadas que ahora suplantan el trabajo asociativo que la ley protegió.

El Santuario

Recicladores de la Corporación Tierra Color buscan como sus pares en la región, que les reconozcan sus derechos y que el acompañamiento sea menos teoría y más práctica. Esta organización de reconocida trayectoria en este municipio, además del reciclaje también ha incursionado en la transformación del aceite quemado mediante un proceso que le permite obtener jabón y recuperar el sobrante de la actividad doméstica.

Hoy son 60 hombres y mujeres cabeza de familia y de alta vulnerabilidad que obtienen sus ingresos del material reciclable para su sustento y que prestan una importante labor a su comunidad. Recientemente el sector comercio, industria, asociaciones y organizaciones sociales se manifestaron en favor de la defensa de sus intereses, lo que además cambió, -según expresan- el panorama frente a lo que sería una intervención inapropiada de un privado que pretende incluirse en las rutas de recolección, a fin de recuperar el material del cual obtienen sus ingresos los recicladores de oficio.

A partir del mes de abril reciben el ingreso que a través de la tarifa les reconoció la Corte Constitucional y que se incluye en la factura del servicio público de aseo con destino únicamente a los recicladores de oficio. En este logro, reconocen el apoyo recibido por parte de la Empresa de Servicios públicos y la Alcaldía, lo que esperan se mantenga en el tiempo y se evite favorecer intereses particulares.

Rionegro

Es en este municipio fue más que evidente el favorecimiento desde la Administración municipal para que un privado se quedara con buena parte del material a través de un convenio denominado Rionegro Limpio. El fomento a la separación en la fuente y otras acciones que denominan afirmativas para esta población, se confunde con la asignación de rutas que dejó a los recicladores locales en situación de desventaja, por el evidente favorecimiento a una empresa que recoge el material en vehículos de  gran capacidad frente a las carretillas empleadas por los de “a píe”.

La entrega de rutas para la recolección, maniobras para que las empresas prestadoras de aseo les facilitaran la inclusión a particulares en el componente tarifario, son solo algunas de las acciones que desde la Alcaldía promovieron el desconocimiento de los derechos de los recicladores de oficio.

2 Estaciones de Clasificación y Aprovechamiento de residuos sólidos –ECAS-, están reconocidas hoy en este municipio y a una de ellas la Alcaldía le está exigiendo el desalojo del sitio que durante 17 años han utilizado los 86 recicladores agremiados para realizar la labor de recolección y separación. Esto sumado a dificultades con la empresa privada que está adelantándose en la ruta asignada y les recoge el material que sirve de sustento a los recicladores.

Desde finales del año pasado, los recicladores asociados en una de las Cooperativas en este municipio reciben lo correspondiente en la tarifa por aprovechamiento, una conquista que estaba haciéndose difícil de obtener por el interés foráneo y de actores no propiamente pertenecientes al gremio.

El Carmen de Viboral

Igual que en El Santuario, en este, las organizaciones sociales y la  Asociación de Recicladores del Carmen de Viboral principal actor de la recolección del material reciclable se unieron para reclamarle a un operador privado “que les está robando el material que les pertenece”, -según expresaron en sus denuncias- conocidas en redes sociales y en comunicaciones donde invitaban a la comunidad carmelita para que no entregara a particulares el reciclaje que les aseguraba su sustento.

Los 76 recicladores agremiados, que prestan el servicio algunos por más de 30 años,  también recibirán el pago por aprovechamiento a partir de mayo. Lo paradójico es que en este municipio es donde más dificultades han reportado con el tercero “que les arrebata el material”, antes que ellos puedan siquiera pasar en cada una de las 42 micro rutas definidas en esta localidad.

Estas acciones dieron cuenta de lo que es una constante en varios municipios, en algunos donde les facilitaron a los privados la apropiación de lo que antes era del manejo exclusivo de los recicladores, y en otros donde se han resistido pese al interés de sectores con alto grado de influencia en la clase política de la región. Una lucha desigual, según manifestó a La Prensa  un reciclador agremiado en este municipio.

Preguntan los recicladores

Si la Corte Constitucional les reconoció su actividad y derechos sobre el material ¿cómo ahora se les pretende arrebatar lo único que les queda? ¿Cómo se cumplirá integralmente lo dicho por el alto Tribunal en varias de sus decisiones?

¿Cuál es el interés de algunas administraciones municipales en ofrecerle garantías a un operador privado, aún por encima de lo que está claro le pertenece a los recicladores de oficio?

También podría gustarte