Cornare apoya recuperación de flora y fauna en San Andrés y Providencia

Un biólogo y una veterinaria de la Corporación Autónoma Oriental hacen presencia en la zona del desastre apoyando labores de protección de recursos naturales.

 Equipo de Fauna Silvestre de Cornare fue seleccionado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para integrar el grupo técnico que está apoyando la recuperación de la fauna y la restauración ecológica de San Andrés y Providencia, tras el paso del huracán Iota por el Archipiélago.

Mediante la operación denominada Cangrejo Negro, entidades del Sistema Nacional Ambiental (SINA) integran la comitiva que se encuentra en la isla realizando un diagnóstico de los daños ocasionados a los ecosistemas estratégicos y ofreciendo soluciones inmediatas y a largo plazo que permitan la pronta recuperación de los recursos naturales, especialmente la fauna silvestre.

Cornare está presente en esta contingencia, gracias a la experiencia en manejo y recuperación de especies en el territorio. El equipo lo integran David Echeverri López, coordinador del Grupo Bosques y Biodiversidad y Cristina Buitrago, veterinaria de la corporación, quienes tienen la misión de transmitir conocimiento y acompañar en campo a la Corporación Coralina, la encargada de proteger los recursos naturales en el archipiélago.

Los profesionales han encontrado que el huracán tuvo un impacto representativo sobre la fauna, especialmente las aves, pues, aunque hay presencia de algunas, el grupo de colibríes, por ejemplo, no se observó en la Isla. “En términos de fauna hay aves en el lugar, pero los colibríes son los que nos preocupan”, explicó David Echeverri López, biólogo presente en la zona. Agregó que “en relación con la vegetación identificamos que es muy tolerante y que tiene buen margen de rebrotes, por lo que se espera que pueda recuperarse pronto”.

Los profesionales también se encuentran construyendo una propuesta para orientar la recuperación de la fauna y algunas medidas inmediatas como la ubicación de plataformas de alimentación, que puedan proporcionar alimento temporal, ante la escasez propiciada por el huracán y teniendo en cuenta que pueden estar llegando especies migratorias.

De otro lado, se logró la atención en Providencia de un mono araña (Ateles Geoffroyi) que un ciudadano tenía hace 6 años en su vivienda y que se presume habría llegado a la isla, producto del tráfico ilegal. “La persona lo entregó y en compañía de Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina  -Coralina-, procedimos a atenderlo, prestarle los servicios médico veterinarios y trasladarlo a San Andrés, desde donde será enviado al Hogar de Paso de Cornare en El Santuario para su recuperación total y posterior entrega a un zoológico del país”, dijo Echeverri López.

También podría gustarte