Juego limpio en coyuntura electoral

Está al orden del día la frenética carrera para que precandidatos se hagan visibles y le transmitan a sus electores que serán opción en la jornada del 27 de octubre.

El último domingo del mes, los colombianos elegirán sus autoridades locales, candidatos a las alcaldías, a los concejos, a las juntas administradoras locales, a las asambleas departamentales y a las gobernaciones.

Líderes políticos están en la búsqueda de los avales, coalición o la aprobación por parte de la Registraduría de las firmas que le darán la posibilidad de inscribirse y declararse candidato oficial. En este proceso serán muchos los que se queden en el camino, pero servirá para medir las condiciones de cada uno o de las alianzas que logren definir de cara a las elecciones.

El tiempo es corto, al 27 de julio ya deben estar inscritos y es a partir de allí cuando empieza la campaña en propiedad, los partidos políticos y grupos significativos de ciudadanos tendrán solo 90 días para posicionar su candidato en medio del frenesí de cada proyecto político.

Desde ahora se siente como las pasiones y la excitación propia de la coyuntura electoral empieza a hacer carrera. Las noticias falsas ya circulan en las redes sociales y algunos medios empiezan a reproducirlas. Encuestas que no traen el autor o información técnica, memes, señalamientos, acusaciones, entre otras, invaden sin control la información pública.

A menos de 5 meses para que los ciudadanos vayan a las urnas, las estrategias de precampaña buscan favorecer a uno u otro personaje. ¿Qué esperar de los precandidatos y sus equipos?

Lo primero es que, con todo el derecho de buscar el favor popular lo hagan asumiendo la responsabilidad que ello implica. Participar de un proceso electoral para ser elegido mandatario o corporado debe llevar implícito el ejemplo y las buenas prácticas, dónde los argumentos y las propuestas sean el imperativo.

Los ciudadanos también tienen agenda propia, buscarán opciones diferentes que lleven la política a otro nivel, que no impongan sus ideas descalificando al contendor. Hoy tenemos sin duda electores más cualificados y críticos, que están mirando la trayectoria, la coherencia y sobre todo de lo que propone frente a los compromisos que asume para convencer al electorado.

Necesitamos más candidatos que lleven la campaña a un escenario que permita dejar ver las cualidades, las propuestas y sobre todo a identificar que es lo que más conviene a los territorios. Esperamos también de los equipos políticos esta misma actitud, para que en el proceso electoral el juego limpio sea la constante.

También podría gustarte