El emprendimiento en Rionegro y la autogeneración de empleo

En Rionegro y en todo el Oriente, cada vez es más el desempleo, fenómeno que se ha acrecentado por la pandemia. Por ello, a las personas les ha tocado crear sus propios ingresos, apoyados con sus propias familias. No es un camino fácil, pero tampoco es imposible. La Prensa habló con cuatro microempresas que quieren seguir su camino exitoso de emprendimiento: cuatro ejemplos de superación y de empuje en tiempos de crisis.

Valeria Muñoz Ramírez
Comunicación Social UCO, valeriamunoz_17@hotmail.com

Vinos Artesanales Shalom pertenece a la familia Flórez Gutiérrez. María Camila Flórez, una estudiante de Licenciatura en Matemáticas de la Universidad Católica del Oriente de 23 años, pone todo su empeño para que esta empresa salga adelante. Su negocio surgió aproximadamente hace 10 años, son los únicos dueños y no cuentan con socios. “Nuestros vinos los utilizamos en parte medicinal”, cuenta Camila, cuyo producto sirve también como aperitivo dulce. Son elaborados de la uva isabela, es totalmente natural, no contiene ni químicos, ni colorantes, ni alcohol. Lo distribuyen en el Oriente Antioqueño a 40 negocios aproximadamente y también lo venden de manera individual. Ellos también envían una parte de producción a otras ciudades como Bucaramanga y Bogotá.

“Nosotros nos movemos por la voz a voz”, comenta la joven universitaria, quien confirma que su fábrica está ubicada en Medellín, pero la distribuidora en el barrio El Porvenir, primera etapa.

La familia, además de tener su empresa de vinos, cuenta con un gimnasio donde también es punto de distribución de ellos. Está ubicado en El Porvenir, en toda la zona rosa. Su número de contacto es 313 752 3284.

Crumble es una microempresa creada por Santiago Muñoz, cocinero de la Escuela Mariano Moreno, y Marisol López, su novia. Ellos empezaron a emprender en Medellín. “Mi idea era hacer licores comestibles”, comenta el estudiante de repostería y coctelería. Su microempresa ha tenido una gran acogida en Medellín, donde distribuyen a varios restaurantes.

Este joven emprendedor ha ganado varios concursos con su microempresa. “Queremos llegar a muchos lugares del país”, cuenta Marisol, tecnóloga en mercadeo y ventas, quien ha sido un gran apoyo para el joven.

Ellos abrieron un punto de distribución en Rionegro, en el barrio Tres Cantos, donde venden sus postres. Por el momento cuentan con 6 sabores (Jack Daniel´s, Lulada Jagermeister, Carajillo, Antioqueño, Maracuyá y el sabor de temporada).  Quieren seguir creciendo y darse a conocer cada vez más. Esta empresa familiar hasta el momento tiene 2 empleados y un domiciliario en Medellín; en Rionegro quien le ayuda con la distribución es su padre Alexánder, un pensionado de la Fuerza Aérea.

Estampados y confecciones Rionegro es una microempresa creada por dos esposos, Julieth Pamplona y Nicol Riasgo.  El negocio existe hace siete años. El objetivo es satisfacer la individualidad de cada persona en cuanto a estampados y prendas. “Nosotros hacemos envíos nacionales”, dice Julieth, quien se acaba de graduar en Comercio en la Universidad Católica del Oriente.

En su empresa familiar trabajan también su hermana y su cuñado. A futuro como microempresa quieren tener más sedes en el Oriente, generar más empleo y ser más reconocidos.  Los pueden contactar al número 320 996 9365.

Daniela Torres Valencia, secretaria de Desarrollo Económico de Rionegro, es la encargada de impulsar los sectores productivos, de dar su apoyo a las nuevas empresas al brindarles capacitaciones para su mejor producción. “Quiero formar buenos emprendedores”, dice la comunicadora social egresada de la UCO.Candy Rosess es una microempresa creada por Ana María Gutiérrez, estudiante de lenguas de la Universidad Católica del Oriente y su hermana. Su microempresa es una tienda virtual de regalos, su especialidad son las fresas con chocolates. “Desde que lo materializamos, hace un año, hemos tenido muy buena acogida”, expone Ana María.  Como proyecciones financieras quieren expandirse cada día más y generar empleos. El objetivo que tienen como empresa es dejar a sus clientes satisfechos y con grandes sonrisas, son muy detallistas y dan lo mejor de sí. Es una empresa muy familiar, pues aparte de que cuenta con la ayuda de su hermana, su madre también les apoya económicamente. Tienen como objetivo a corto plazo expandirse en todo el Oriente y a largo plazo posicionar la marca.

“Queremos lo mejor para ti”
(foto cortesía)

Por su parte, Hugo León López Gallego, dueño de la empresa KDC vending store S.A.S, es un empresario que se motivó a emprender para proyectarse y no ser empleado ni depender de nadie. Su objetivo era tener una visión de negocio con mucha tecnología, y dejar un legado para que las personas sean empresarios y emprendedores y para que logren todas sus metas. Él es una persona que tiene muy presente que para llegar lejos hay que tener constancia, perseverancia y mucho orden. Considera que para emprender tiene que existir emoción. Su hermano Carlos Mario, su padre Hugo León y Guillermo Arboleda, fueron sus grandes mentores. “Jamás he sido fracasado. Mis derrotas son mis enseñanzas”, expone el administrador de empresas y profesional de mercadeo.

Daniela Torres Valencia, secretaria de Desarrollo Económico de Rionegro, es la encargada de impulsar los sectores productivos, de dar su apoyo a las nuevas empresas al brindarles capacitaciones para su mejor producción. “Quiero formar buenos emprendedores”, dice la comunicadora social egresada de la UCO.

También podría gustarte