Comisiones legales para la equidad de la mujer, una apuesta por la igualdad

Leidy María Arias Tamayo

Administradora de Empresas y especialista en Evaluación y Gerencia de Proyectos, exconcejala de Rionegro.

En buena hora fue aprobada la Ley 1981 de 2019 «Por medio del cual se modifica la ley 136 de 1994, el Decreto ley 1421 de 1993 y el Decreto Extraordinario 1222 de 1986, se dictan normas para crear la Comisión para la Equidad de la Mujer en los concejos y asambleas y se dictan otras disposiciones».

Además de las comisiones permanentes, con el objeto de fomentar la participación de la mujer en el ejercicio de la labor normativa y de control político, los concejos municipales crearán la Comisión Legal para la Equidad de la Mujer, la cual tendrá como funciones además de las que el concejo delegue, dictar su propio reglamento, ejercer el control político así como el seguimiento a las iniciativas relacionadas con los temas de género, promover la participación de las mujeres en los cargos de elección popular y de designación ser interlocutoras de las organizaciones y grupos de mujeres, al igual que fomentar y desarrollar estrategias de comunicación sobre temas relacionados con los derechos de las mujeres y las políticas públicas existentes. De igual manera, esta comisión podrá hacer seguimiento a los procesos de verdad justicia y reparación para los delitos cometidos contra las mujeres durante el conflicto armado interno en los territorios, a los que haya lugar.

Ante este importante hecho, bien vale la pena hacer un recuento del tema de la participación política de las mujeres en la región del Oriente antioqueño, donde la población femenina supera el 50 % del total de sus habitantes. En el período inmediatamente anterior, se contaba con 46 corporadas en 22 municipios, ya que La Ceja del Tambo era el único sin representación femenina. A raíz de esta realidad en estos importantes espacios de decisión, se impulsó la creación de la Red de Concejalas del Oriente antioqueño, con el fin de visibilizar el ejercicio político de las mujeres y promover la participación femenina en la política.

Además de la red, otras instancias como la Secretaría de las Mujeres de la Gobernación, la Asociación de Mujeres del Oriente Antioqueño “AMOR”, la Agenda Permanente de las Mujeres, Prodepaz y otras instancias, propusieron y ejecutaron una serie de actividades que estuvieron enmarcadas en la formación y sensibilización de mujeres para que participaran en estos espacios, y fue así como efectivamente aumentó el número de las que se atrevieron a hacerlo, pero lamentablemente a la hora de ser elegidas, la cifra bajó. En las contiendas electorales de 2019 fueron electas 36 mujeres en 16 municipios; en los siete restantes, no hay esta representatividad a saber: Alejandría, Concepción, San Rafael, Granada, La Ceja del Tambo, San Francisco y Cocorná.

¿Qué esperamos de estas comisiones?

Se espera que se logren implementar acciones afirmativas que conlleven a mejorar las condiciones de desarrollo de las mujeres orientales. No es un secreto, que en esta nueva realidad, la población que se ha visto más perjudicada ha sido la femenina; a diario escuchamos en los noticieros asuntos tan sensibles como el aumento del desempleo en especial para ellas, la cifra va por encima del 20 %, expertos aseguran que retrocedimos 10 años en los avances que se habían logrado en este tema antes de la pandemia. Sumado a lo anterior, el incremento exagerado de violencia intrafamiliar y de género que también tiene como población más afectada a mujeres y niños.

Se espera igualmente que, desde las comisiones se trabaje arduamente para proponer acciones que fomenten el emprendimiento y el empleo para mujeres; de igual manera, que se haga seguimiento a las Mesas Municipales de Erradicación de Violencias contra la Mujer, espacios creados en las pasadas administraciones y que en muchos municipios se han quedado en el papel como suele suceder con estas instancias, no en vano se registran aumentos en estos actos.

No podemos dejar pasar por alto el tema de la economía del cuidado, al estar en casa ejerciendo actividades laborales; la jornada de las mujeres se ha visto triplicada ya que no solo deben estar atenta de las tareas de la casa, del cuidado y estudio de sus hijos sino también en muchos casos, de sus empleos, esta situación ha afectado seriamente la salud mental de las mujeres, razón por la cual urgen acciones que busquen brindar apoyo psicosocial para acompañarlas en los procesos de estabilidad emocional.

Hacemos visibles todas estas problemáticas, no con el fin de victimizar al género femenino, sino con el objetivo de sensiblizar sobre el tema. Esperamos que el panorama mejore y que desde las Comisiones Legales de Equidad para la Mujer se haga control político para que los gobiernos municipales se pongan las “Gafas Violeta” o utilicen los “Lentes de Género” que les permitan detectar las muchas discriminaciones que enfrentan las mujeres día a día y ejecuten programas con enfoque diferencial, destinen suficientes recursos para las políticas públicas de equidad de género y dejen de justificar las acciones por las mujeres desde la transversalidad; es preciso que se trabaje desde el enfoque de género y se evidencien acciones afirmativas que ayuden a cerrar las enormes brechas que aún persisten entre hombres y mujeres.

Haciendo un diagnóstico de cómo están a la fecha las comisiones en la región, podemos evidenciar que ya están establecidas y reglamentadas en Rionegro, El Carmen de Viboral, Guatapé, San Luis, Abejorral, Argelia, Sonsón, Nariño, San Vicente Ferrer, Guarne, San Rafael, El Retiro, Santuario, La Unión. Pendientes las de Marinilla, San Carlos, El Peñol, La Ceja del Tambo, Granada, San Francisco, Cocorná, Concepción y Alejandría. Esperamos que aun en aquellos municipios donde no fueron electas concejalas, también se creen estas Comisiones para que ejerzan el control político así como el seguimiento a las iniciativas relacionadas con los temas de género.

En el marco del mes de los derechos de la mujer, hacemos un reconocimiento a las concejalas de la región por su trabajo en representación del género femenino:

Lady Johanna Baena Aguirre y Lina Marcela Ciro Martínez de Rionegro; Nubia Esther Vergara Castaño de San Vicente Ferrer; Luz Mery atehortúa y Verónica Muñetón Galvis de Marinilla; María Alejandra Arboleda, Camila Andrea Ramírez González y Bertha Omaira Henao Álvarez de Abejorral; Lina Cristina Ocampo Ramírez de Argelia; Elizabeth Zuluaga López de El Carmen de Viboral; Sandra Arelis Duque de El Peñol; Beatriz Elena Giraldo, Diana Carolina Ramírez Galvis y Gloria Isabel Arroyave Monsalve de El Retiro; Astrid Eliana Giraldo Gómez, Flor María Martínez y Sandra Patricia Aristizabal Alzate de El Santuario; Nidia Hincapié Hincapié de Guarne; Leidy Johana Gallego Porras, Mildred Galeano Murillo y Natali Atehortúa Zuluaga de Guatapé; María José Botero Salazar, Carolina García Parias y Luz Dary Valencia Gómez de La Unión; Juliana García López, Kerly Marcela Ospina Gómez y Luz Mery León Osorio de Nariño; Jenny García Guzmán de San Carlos; Clara Nidia Rengifo Mosquera, Diana Patricia Alzate Ciro, Erica Patricia Olaya González, Esther Leticia Mazo Quinchía y Mary Luz Ceballos Valencia de San Luis y Liz Seyna Serrano Leal, Lina María Toro Pérrez y Belén Valencia Cuervo de Sonsón.

De igual manera, a nuestras tres alcaldesas: Sorany Andrea Marín Marín de El Peñol, Sor María Ocampo Giraldo de Alejandría y Mariluz Quintero Duque de San Carlos.

 

 

También podría gustarte