Aprobadas facultades al alcalde de Rionegro para contratar y enajenar

Luego del segundo debate, se aprobó en sesión del Concejo Municipal de Rionegro, el proyecto de Acuerdo 001, por el cual se concede autorización al alcalde municipal para contratar y celebrar convenios.

Este proyecto contó con 13 votos positivos y 4 votos negativos, estos últimos de la coalición de oposición; lo que al final consigue que se de respaldo al Plan de Gobierno “Juntos Avanzamos Más”.

La ponencia buscaba que el Concejo Municipal le otorgara facultades al alcalde Rodrigo Hernández, para permitir la celebración de contratos y convenios para darle continuidad a la ejecución de los programas y proyectos del Plan de Desarrollo 2016-2019 “Rionegro, Tarea de Todos”, los cuales han sido adoptados en el Programa de Gobierno “Juntos Avanzamos Más”.

Ante esto, según el Acuerdo aprobado el Concejo dio la autorización para enajenar dos bienes inmuebles, predios conocidos como “Laguna Azul”, y el antiguo “Centro de Convenciones”, para continuar con la gestión predial derivada del Plan Vial y del proyecto vial “Doble calzada Jumbo-Aeropuerto JMC”. Además, se le autorizó al alcalde entregarle a Empresas públicas los predios conocido como la “Bocatoma” en el Porvenir, y “P.T.A.R. vía El Tranvía” y “Alsacia”, en la vereda Cimarronas, con el fin de que la empresa pueda desarrollar las obras que tiene como compromiso dentro del contrato de enajenación celebrado con el municipio. “La idea es vender estos bienes inmuebles y aplicar los recursos al Plan de Desarrollo”, expresó Adrián Castro, concejal de Rionegro.

De igual manera, el concejal Oscar Arias, manifestó a La Prensa que su voto fue positivo porque el proyecto concede facultades específicas y puntuales, “en este caso la venta de unos lotes ya previamente determinados, que por tradición han sido usufructuados por terceros a lo largo de la historia y deben ser vendidos para beneficiar otros sectores fundamentales que requieren de muchas inversiones, tanto a nivel educativo, cultural y deportivo”.

Diego Macía, también concejal de Rionegro y quien dio su voto negativo, declaró en sus redes sociales: “estoy convencido de que el terreno de la «Laguna Azul» debe seguir siendo patrimonio de los rionegreros, sobre todo por su valor ambiental, no debe ser sujeto a enajenación por parte de la administración municipal, quisiera que este terreno se convirtiera en un «pulmón verde» para la ciudad, que ayude como sumidero de CO2”.

Finalmente, este espaldarazo del Concejo le permitirá a la Administración Municipal avanzar en la construcción del Plan de Desarrollo que incluirá ingresos de cuenta de la enajenación y la capacidad de contratar por el periodo administrativo.

También podría gustarte