Concejo de Medellín reconoce liderazgo de las mujeres

La plenaria del Concejo de Medellín aprobó el acuerdo “Por medio del cual se crea el programa de reconocimiento, estímulo y potenciación de las capacidades y los talentos de las mujeres de Medellín”.

La concejala Nataly Vélez Lopera, coordinadora de ponentes, expresó que este proyecto busca actualizar y armonizar todos los actos administrativos existentes en temas de estímulos y reconocimiento, y actualizarlo en el marco de la Política Pública de mujeres urbanas y rurales de la capital antioqueña y resaltó que la iniciativa haya sido liderada por las cinco concejalas que hoy integran la corporación y enfatizó que esta contribuirá al empoderamiento y el liderazgo de las niñas y las jóvenes para que en el futuro se conviertan en mujeres que transformen sus territorios.

La corporada ponente, Lina García Gañán, aseveró que esta iniciativa brinda herramientas para enfrentar las brechas de género desde el punto de vista económico y académico y al reconocimiento de las labores de las mujeres que se dedican al cuidado de sus hogares.

En su intervención, la concejala Dora Cecilia Saldarriaga manifestó que este proyecto es el reconocimiento de las mujeres y un gran avance al pasar del discurso a la práctica, incidiendo en el cierre de las brechas de género que hay en el país.

Por su parte, la concejala Aura Marleny Arcila Giraldo, recalcó el aporte del acuerdo al liderazgo de la mujer, que deberá ser implementado y coordinado por la Secretaría de las Mujeres.

Precisamente, la titular de esa dependencia, Juliana Martínez Londoño, explicó que el proyecto busca otorgar un reconocimiento positivo a las acciones que adelantan las mujeres en la sociedad, sin restricciones ni discriminaciones. Enfatizó que la iniciativa amplía la participación de las mujeres del sector privado, el conglomerado público, el sector académico y las organizaciones no gubernamentales (ONG), e integra los reconocimientos y programas enfocados a esta población, como son el Galardón Honorífico, Medalla al Mérito, Concurso de Mujeres Jóvenes y el programa Las mujeres y el arte.

Juliana Martínez Londoño, secretaria de las Mujeres de Medellín.

La profunda desigualdad en Antioquia y Colombia

Según dio cuenta el informe de ponencia, “Las brechas de género están relacionadas con la vigencia de representaciones y prácticas culturales sexistas con las que se invisibiliza y cosifica a las mujeres y su diversidad”.

Esto, concretaría históricamente en violencias contra las mujeres: 86 % de las víctimas de violencia sexual son mujeres; 73 % de las denuncias de violencia intrafamiliar son interpuestas por mujeres; y de los homicidios cometidos contra ellas, las entidades judiciales han identificado que mínimo 52 % son feminicidios. Estas cifras demuestran que es necesario proponer otras representaciones sociales y prácticas culturales que actúen como dispositivos simbólicos y narrativas culturales para la prevención de las violencias basadas en género.

Además -agrega-, brechas de género que se evidencian en la naturalización de imaginarios culturales que operan como techos de cristal para la participación de las mujeres en espacios de dirección. Techos de cristal que se traducen en el menosprecio de los talentos de las mujeres y en la duda permanente sobre sus capacidades para planear, decidir y dirigir. Por ejemplo, solo hasta el 2018 una mujer fue elegida rectora de la Universidad Nacional de Colombia, y de acuerdo con las cifras del Ministerio de Educación Nacional, en 2016 la brecha entre mujeres y hombres con relación al acceso a los niveles de posgrado fue de 8 puntos porcentuales en maestrías, y 24 puntos porcentuales en doctorados.

Estos datos revelan la importancia de desnaturalizar estos imaginarios, es decir, proponer y posicionar las dimensiones subjetivas, colectivas y políticas del empoderamiento de las mujeres para erradicar los techos de cristal y las barreras gestadas en prejuicios sexistas que restringen su pensamiento y acción, puntualiza el documento de la comisión de corporadas.

También podría gustarte