Gobernar con y para el Covid-19

La pandemia del Covid-19 ha generado un gran impacto en la economía global, y ha transformado la manera en que se venía gobernando el país. Esta situación ha exigido a los mandatarios encontrar nuevas formas de hacer gestión con énfasis en la salud y otros aspectos que la emergencia ha vuelto prioritarios. 

La Prensa dialogó con tres alcaldes del Oriente antioqueño, quienes hablaron de su experiencia en tiempos de pandemia, y cómo ha sido gobernar pensando en la salud y seguridad de los ciudadanos. 

Abejorral

Julián Muñoz, alcalde de Abejorral, manifestó que “Gobernar en tiempos de Covid-19, nos ha exigido a los alcaldes pensar en nuevas prioridades, redefinir algunas de las que teníamos al comenzar el gobierno, y, sobre todo, darle importancia, aún más, al tema de la salud y seguridad alimentaria«. 

Los retos que ha tenido el mandatario en esta contingencia, son tomar medidas antipopulares como toques de queda, cierres de fronteras y ley seca, que puede incomodar a muchos ciudadanos; sin embargo, tiene claro que su compromiso es velar por el bienestar de los abejorraleños, y como manifiesta él, invertir parte de su popularidad en tener que prohibir que un ciudadano visite a su familia para evitar la propagación del Covid-19. 

«Esto nos ha dejado enseñanzas, nos ha obligado a repensar prioridades y, sobre todo, nos obliga a tomar decisiones que seguramente ninguno de los gobernantes teníamos en el radar«, expresó.  

Según Julián Muñoz, la gestión en estos meses de gobierno ha sido un poco lenta, en cuanto a la estructuración de proyectos y la oportunidad de tener presupuestos para poder salir adelante con estos; sin embargo, acepta que se ha logrado avanzar en otras gestiones como la posibilidad de tener en fase 3 el proyecto de construcción de la única Unidad de Innovación Campesina y Agrícola de Abejorral; también, estudios y diseños para la pavimentación de 3 km en 3 vías terciarias del municipio, a través de placa huella; la posibilidad de avanzar en la pavimentación de un corregimiento llamado Pantanillo; la terminación de obras que la administración anterior dejó iniciadas; la presentación de proyectos de gestión para dotar el Hospital San Juan de Dios, entre otras gestiones que expresa el mandatario «habríamos querido que fueran más rápido, para que se pudieran empezar a cristalizar las obras públicas. El Covid-19 nos ha obligado a que todo sea un poco más lento». 

Para el alcalde de los abejorraleños, las prioridades de su gobierno son generar desarrollo económico y llevar al municipio al siglo XXI, además continuará trabajando en temas de prevención, salud y seguridad, para que la vida comercial continúe aún en tiempos de Covid. 

Marinilla 

Por su parte, el alcalde de Marinilla, Gildardo Hurtado, aseguró también que esta experiencia ha sido completamente diferente a cualquier otra, «es gobernar en medio de la incertidumbre, del temor, de la expectativa ciudadana, pero también ha sido la ocasión más importante para afianzar un ejercicio de interés colectivo alrededor de la cual todos estamos en una causa común. Aquí es donde verdaderamente aflora la capacidad de servicio y la solidaridad, y quienes tenemos esa vocación y convicción del trabajo por el otro, tenemos en estas circunstancias la mejor forma de ser útiles a los demás«. 

Asimismo, manifestó que ha sido una experiencia de mayor confianza en cuanto a la espiritualidad, pues «a veces hay que dejar de lado las vanidades, los intereses materiales, la universalidad a través de la cual están acostumbrados los seres humanos, para darle sentido a lo que es verdaderamente importante: valorar la familia, proteger y cuidarnos para cuidar al otro y al más cercano, porque finalmente se convierte en las personas de mayor vulnerabilidad y riesgo. Esta situación es la mejor oportunidad para entregar toda nuestra capacidad en función de lo que significa servirle al otro con gusto y vocación«. 

También indicó Gildardo Hurtado que la gestión se ha hecho más lenta, porque aunque Marinilla aprobó el Plan de Desarrollo el 8 de marzo, apenas inició la pandemia se cambiaron las rutas y trayectos en función de salvaguardar vidas, proteger la población y velar por su bienestar.

«En general se hizo más lento todo lo que tiene que ver con el diseño de los diferentes proyectos para empezar la gestión de los recursos. Nosotros, una vez con el Plan de Desarrollo aprobado, el propósito era presentar el empréstito, se demoró un poco más, pero fue aprobado por el Concejo Municipal por 30 mil millones de pesos para apalancar los diferentes proyectos, la cofinanciación y diseño de los mismos, ya poco a poco se vuelve a dar reactivación a toda la línea de gestión y a todo el propósito que desde el principio implicó la ruta estratégica que permitió la consolidación de este plan para lograr materializarlo en la práctica«, expresó.  

De igual manera, el alcalde de los marinillos habló sobre los aspectos positivos de la pandemia, en el que destacó el trabajo en equipo que se ha hecho con los otros mandatarios de la región, así como algunos programas impulsados en esta contingencia para ayudar a los más necesitados. 

El Peñol

Finalmente, la alcaldesa de los peñolenses, Sorany Marín, dijo, al respecto de su gestión frente al Covid-19, que «ha representado un aprendizaje total, porque aunque pensábamos de pronto llegar a una administración con problemas, encontrar una situación tan atípica como esta, ha sido difícil. Estar pendiente de la salud de las personas, de quién ingresa y sale del municipio, siempre deja una incertidumbre de qué pasará«. 

Por otro lado, agregó Sorany que esta situación también ha representado que se haya tenido que determinar una estrategia de solidaridad, donde han estado pendientes de la alimentación de las personas más vulnerables, de cómo hacer gestión para que esos mercados lleguen al municipio, cómo vincular a las diferentes entidades que quieren participar en el desarrollo, hacer una donatón para poder tener recursos, y empezar a identificar en realidad cuáles son los más necesitados del municipio para brindarles un apoyo psicosocial a quienes lo requieren. 

«La gestión en estos 8 meses no ha parado, se han determinado y formulado una serie de proyectos, uno de los más arduos fue la formulación del Plan de Desarrollo, para estipular cuáles eran las metas y las líneas estratégicas con las que vamos a trabajar estos 4 años, a partir de ahí también se empezaron proyectos regionales, conjuntamente con la Provincia del Agua, Bosques y El Turismo y con Maser. Adicionalmente, reorganizando todos los procesos internos de la administración para poder gestionar y llevar proyectos a las comunidades; pero la más importante que se ha hecho hasta el momento ha sido con el tema del Covid-19, porque estamos siempre en pro de esta emergencia«, agregó la mandataria.  

Por último, indicó Sorany Marín que los proyectos más aporreados por la contingencia han sido en la parte deportiva, por los campeonatos y torneos que se pensaban realizar en el municipio, y que se han tenido que pausar para hacerle frente a esta emergencia sanitaria; asimismo, estrategias culturales, que han tenido que ser llevadas a la virtualidad, y finalmente los temas educativos, que son complicados en un municipio principalmente rural. «De una u otra manera los procesos han sido lentos, pero acá seguimos gestionando esos proyectos que son un sueño y que están plasmados en el Plan de Desarrollo», concluyó.  

También podría gustarte