Grave crisis de hospitales de Argelia, Nariño, San Francisco y Marinilla

Sin recursos y en crisis se encuentran los hospitales de los municipios de Argelia y Nariño, cuyos gerentes de estos hospitales, en días pasados enviaron una carta al ministro de Salud, al gobernador de Antioquia y a la secretaria de Salud del departamento, solicitando ayuda inmediata para superar esta situación. A estos, se le unen además, Marinilla y San Francisco, quienes se encuentran en una situación económica grave.

Argelia y Nariño

Los dos gerentes de los hospitales, Juan Arroyave, del Hospital San Julián de Argelia, y Juan Felipe Cadavid, del Hospital San Joaquín de Nariño, manifestaron su preocupación por la situación y solicitaron el apoyo, tanto del gobierno, como de la empresa privada y los ciudadanos.

Según el gerente del Hospital de Argelia, la problemática tiene que ver con la falta de recursos. “Asumí la gerencia el primero de abril del 2020 y encuentro un hospital con un déficit financiero bastante grande que asciende a los 2.390 millones de pesos que están sustentados en deudas laborales, en deudas a proveedores, en deudas por fallos judiciales”, expresó.

Por su parte, el gerente del Hospital de Nariño, manifiesta que las deudas de esta institución asciende a los 1.300 millones de pesos en donde se les debe tres primas a las personas, tres salarios al personal y más de 800 millones de pesos a proveedores. “La realidad de nuestro hospital es bastante complicada por las deudas que se tienen hasta el momento, no tenemos ninguna capacidad de inversión, estamos esperando el desembolso de unos recursos que vienen por parte de la Gobernación y del Estado para la adquisición de elementos de protección personal para todos nuestro profesionales, esperemos que esto pueda solventar en parte toda las necesidades que tenemos respecto a ese tema”.

Días después el Ministerio de Salud respondió la carta recomendándoles realizar las gestiones administrativas y apropiaciones presupuestales necesarias para la implementación de los planes de preparación y respuesta ante la introducción del Covid-19, teniendo en cuenta las competencias de las entidades territoriales en el sector salud.

Ante esto, Juan Felipe Cadavid, gerente del Hospital San Joaquín de Nariño, respondió a MiOriente: “la verdad, sí queda uno decepcionado porque esperábamos un apoyo más directo y uno ya deja en entredicho las ayudas que supuestamente están repartiendo porque nos dicen que intentemos solucionar eso con el ente territorial y en el momento el municipio se encuentra en un estado de quiebra”.

Asimismo, resaltó que la situación del hospital es complicada, pues no hay dotaciones de medicamentos en la farmacia, ni dinero para pagar la nómina y seguridad social de los empleados.

Estos dos hospitales continuarán por ahora realizando campañas con apoyo de la misma comunidad de Argelia y Nariño, a la espera de que desde el Gobierno Nacional puedan brindar ayuda a la IPS que en el momento se encuentra en estado crítico.

E.S.E. Hospital San Juan de Dios de Marinilla

Marinilla

Ad portas de que el Hospital San Juan de Dios de Marinilla sea intervenida por la Superintendencia de Salud o liquidada, la junta directiva estudia alternativas para salvar financieramente la entidad de la crisis en que se encuentra.

Actualmente, el hospital tiene deudas a proveedores de insumos de cerca de 3 mil millones de pesos y su cartera morosa es de 4 mil millones de pesos, de los cuales 900 millones son de difícil recaudo.

Pese a los esfuerzos financieros, la operación del hospital no garantiza la sostenibilidad debido a que su estructura de funcionamiento es más grande que los ingresos percibidos. Para lograr salvar al hospital, la junta directiva estudia alternativas que permitan mejorar los procesos y la atención que reciben los pacientes.

Pese a que en el 2017 el hospital realizó un plan de saneamiento pues se encontraba en riesgo medio, las decisiones tomadas en su momento no cumplieron el objetivo y por el contrario se agravó la crisis, lo que nos tiene al borde de la liquidación, si se hubiera cumplido el Plan, hoy la operación arrojaría resultados positivos de 33 millones de pesos de utilidad y no, de 1.600 millones de pesos de pérdida”, indicó la gerente, Dorian Pulgarín, al resaltar que debido a que no se tomaron acciones, la entidad se encuentra en riesgo alto.

La situación es preocupante, a tal punto que de cada peso recaudado, el hospital se gasta 14 pesos, “el aumento de las deudas y la disminución de los ingresos del hospital hacen que la entidad sea inviable financieramente”, indicó.

La actual gerencia trabaja en dos frentes: el financiero y la humanización del servicio. Propone la reorganización administrativa a través de un estudio de cargas de trabajo que determinen procesos eficientes y con equilibrio financiero.

En la actualidad, el hospital cuenta con 70 cargos en planta temporal, 41 en la planta permanente y se invierten 1.700 millones de pesos al año en contratos de prestación de servicios. “No podemos seguir teniendo una estructura de funcionamiento más costosa que los ingresos”, indicó.

San Francisco

Finalmente, Diego Duque, alcalde de San Francisco, habló con La Prensa sobre la grave situación que atraviesa el E.S.E Hospital San Francisco de Asís desde hace aproximadamente 15 años. Ante esto, expresó que en su momento la gerencia tomó decisiones que terminaron en demandas laborales, fallando en contra del hospital, y descapitalizándolo para poder cumplir con esos compromisos judiciales.

El hospital acumuló mucha cartera por servicios prestados, muchos de ellos a EPS que se quebraron, quienes en ese proceso de liquidación no reconocieron las deudas con la red hospitalaria, sumado además a otras decisiones de las gerencias que afectan la caja”, expresó el mandatario.

En este momento el pasivo del hospital se acerca a los 700 millones de pesos, del cual $181, fue gestionado con el Gobierno Nacional, con el que se encuentran al día en el pasivo laboral de empleados y contratistas.

Tomamos una decisión a nivel de municipio y es que cualquier dinero que se pudiera gastar la Alcaldía en fiestas, lo usaremos para convenios con el hospital el cual les ayudará mucho financieramente y seguiremos con la gestión para fortalecer y buscar entradas de recursos, además de la reestructuración administrativa que implica redimir y recordar aquellos gastos que sean innecesarios”, agregó.

En este momento el déficit del hospital habiendo recibido los 181 millones de pesos, más los apoyos a la alcaldía de San Francisco, pudo haber bajado a los 380 millones de pesos.

También podría gustarte