Violencia intrafamiliar y criminalidad no paran

El gobierno nacional anunció recientemente un incremento del 142 % en el número de llamadas a la línea 155 para reportar hechos asociados a violencia intrafamiliar, durante las semanas transcurridas de aislamiento obligatorio por la crisis del coronavirus.

De todas las llamadas, 912 corresponden efectivamente a casos de violencia intrafamiliar, así lo anunció el último Boletín del Observatorio Colombiano para las Mujeres que coordina la Consejería Presidencial para la Mujer.

De acuerdo con este reporte, Antioquia registra el 11 % de las llamadas nacionales, ocupando el segundo puesto con más casos en el país. Además, se indicó que en el período comprendido entre el 25 de marzo y el 11 de abril, los equipos psicojurídicos de la línea 155 atendieron 1.674 reportes de violencia intrafamiliar, lo que significa cerca de 982 casos más que los 692 registrados en el mismo periodo de 2019.

La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, expresó: “aquí la violencia intrafamiliar es también un virus, una pandemia que afecta al mundo entero, y así como Colombia tiene el compromiso de aplanar la curva del Covid-19, tenemos que aplanar y acabar esta curva de la violencia intrafamiliar, la violencia contra las mujeres, la violencia contra nuestros niños y niñas”.

Por último, el gobierno informó que de las 2.209 personas que se comunicaron con la línea 155 durante esta cuarentena obligatoria, el 89,6 % recibió apoyo sobre las rutas de atención en violencias, a 9,7 % se les otorgaron otras orientaciones por parte de psicólogos y abogados y en algunos casos (0,7 %) fueron remitidos a otras entidades competentes, ya fuera a la línea del 141 del ICBF (cuando se involucran niños, niñas y adolescentes) o a la línea 122 de la Fiscalía (cuando se requiere entablar una denuncia penal).

Decreto

A raíz del incremento de violencia intrafamiliar, el presidente Iván Duque expidió un decreto para hacerle frente a esta problemática que ha aumentado en época de cuarentena.

El decreto permitirá priorizar los casos urgentes y los casos de manera excepcional que haya que hacer, e instruye para que las autoridades locales y regionales actúen y ofrezcan, por ejemplo, medios de transporte para trasladar a las personas afectadas a lugares de protección y aislamiento”, indicó la ministra de Justicia, Margarita Cabello. En el mismo sentido, dijo que los alcaldes y gobernadores deberán garantizar los medios telefónicos y virtuales para que las comisarías de familia orienten a los usuarios que llamen a pedir apoyo y se les pueda hacer un seguimiento a los casos que las víctimas denuncien.

Además, señaló Cabello, las medidas incluidas en este decreto enfatizan en que las comisarías de familia deberán estar disponibles en todo momento para recibir las denuncias y cumplir efectivamente con los casos que lleguen sobre violencia sexual, y otros. Recordó, en la misma línea, que la Fiscalía General de la Nación (FGN) tiene activados los canales virtuales para interponer las respectivas denuncias. “Se les da también herramientas para elaborar protocolos específicos de trabajo que tengan rutas de interinstitucionalidad y pueda ser más fácil la recepción y resolución de denuncias así como la atención integral a las víctimas”.

También podría gustarte